El ex Instituto modelo de Solano no atenderá PAMI

240

0px;">Unos 4.500 afiliados de la ciudad quedarán sin prestación debido a un nuevo convenio que impone la obra social de jubilados y pensionados. “En pocas palabras, quieren pagar la mitad de lo que se paga actualmente por paciente” detalló un empleado del Sanatorio Solano.


Varios vecinos de la ciudad que se encuentran afiliados al Programa de Atención Médica Integral (PAMI) quedarán sin atención en San Francisco Solano a causa de que dicho organismo intenta firmar un nuevo convenio con los sanatorios privados, para pagar la mitad de lo que abonaba por las prestaciones médicas.

Debido a esta reducción monetaria, el renovado Sanatorio Solano, ubicado en calle 841 n° 2469, decidió no renovar el contrato con PAMI, ya que la obra social de jubilados y pensionados quiere imponer una gran reducción económica que claramente perjudica a las empresas prestatarias de los servicios de salud. Es decir, en vez de pagar un aumento debido a la inflación anual que existe en nuestro país, PAMI quiere pagar mucho menos de lo que abonaba hasta el presente.

Francisco, representante del renovado Sanatorio Solano, detalló a Diario San Francisco que la decisión de no firmar este nuevo convenio se debe a que claramente se trata de un perjuicio para el paciente. “Si PAMI paga menos dinero, nuestra empresa no puede brindar un buen servicio a los afiliados” detalló.

Toda empresa argentina, sea del rubro que sea, sufre las consecuencias de la inflación. Año tras año, las empresas deben afrontar aumentos en los materiales y en los impuestos, como así también, pagan un incremento salarial para los trabajadores, por lo que sería imposible firmar un convenio con PAMI para recibir la mitad de dinero por la misma prestación.

En Bernal sucedió lo mismo

Este caso no sólo se dió en nuestra ciudad, sino que también se replicó en el Sanatorio Bernal, que tomó la decisión de no firmar este nuevo convenio que claramente perjudica la atención de los pacientes.

Aproximadamente 4.500 afiliados de PAMI se atendían en el nuevo Sanatorio Solano, mientras que otros 8.500 recibían atención médica en Bernal.
Con esta situación, estos 13.000 pacientes deberán dirigirse ahora a la Clínica Santa Clara, ex policlínico del Vidrio de Don Bosco.