Con motivo de las fiestas navideñas, se organizó la visita de Papá Noel al Centro de Estimulación Temprana que funciona en el CIC La Paz. Así, los niños y las familias que asisten a la institución recibieron la sorpresa, que estuvo acompañada de la entrega de juguetes y obsequios donados por la comunidad.

El Centro de Estimulación Temprana es un espacio de contención para niños que muestran dificultades de aprendizaje, motoras, afectivas y de lenguaje, entre otras. Se trabaja con eje en la detección temprana de patologías severas del desarrollo como, por ejemplo, TGD (trastorno generalizado del desarrollo), TEA (trastorno del espectro autista) o trastorno oposicionista desafiante. Cuenta con un equipo de trabajo interdisciplinario que actualmente atiende a cerca de cien niños. “El objetivo es, en una perspectiva de derechos, defender la salud y el derecho al juego”, remarcaron desde el centro.