Un grupo de 13 delincuentes cometió una entradera en una casa de Solano. Cuando llegó la policía se fugaron en tres vehículos y se produjo una persecución que terminó con la detención de toda la banda. Tenían caños, palos y máscaras de Jason.

Los malvivientes ingresaron ayer por la tarde a una vivienda ubicada en la calle 858 y 897, amenazaron a un joven con un arma y según trascendió, tenían la intención de cometer un robo. Los vecinos alertados, dieron aviso a la policía y cuando llegaron los efectivos, todos los delincuentes subieron a tres vehículos y se dieron a la fuga. Allí comenzó una persecucíon que terminó en la calle Charca Sur y Calaberry de Almirante Brown, donde los uniformados lograron interceptarlos y reducirlos.

En la requisa de los rodados encontraron palos, caños y máscaras que utilizarían para cometer diferentes tipos de ilícitos. Todos ellos fueron trasladados a la seccional de la comisaría cuarta de Solano, donde la UFIJ 11 del Juzgado Federal de Quilmes dispuso la aprehensión por Amenazas e infracción a los artículos 205 y 239 del Código Penal como así también el secuestro de los tres vehículos.