Momentos de tensión se vivieron en un comercio de barrio en Solano, cuando un grupo de delincuentes ingresó a mano armada y violentamente exigió el dinero de la recaudación y productos. Ataron de manos a dos clientes que se encontraban comprando y al dueño lo picanearon y golpearon hasta abrirle la cabeza. Escaparon con 15 mil pesos y mercadería.

El dramático hecho sucedió en la noche del martes en el almacén barrial «Nelly» ubicado en la calle 894 entre 815 y 814bis. Cuatro sujetos armados ingresaron al comercio y salvajemente le exigieron al dueño el dinero de la recaudación del día, a tal punto de golpearlo salvajemente y ocasionarle heridas de tal magnitud que se le abrió la cabeza. En el interior habían dos clientes esperando para comprar cuando sucedió el hecho. A ellos los ataron de manos y los dejaron en el piso para que no puedan intentar absolutamente nada.

Lo más dramático comenzó cuando algunos delincuentes ingresaron hacia la habitación de la madre del dueño, una señora de 84 años, a la que le apuntaron con un revólver para que diga dónde tenía más dinero. Luego de aproximadamente media hora de calvario, los malvivientes «huyeron con quince mil pesos en efectivo y todos los fiambres que había en la heladera» según relató una empleada del lugar a Diario San Francisco.

Allí, las víctimas lograron llamar a la policía, y luego de algunos minutos acabó la pesadilla. Según informaron, la señora se encuentra fuera de peligro, tanto como el dueño del local y los clientes, aunque con algunas heridas.