Los intendentes de Quilmes (Mayra Mendoza) y Avellaneda (Jorge Ferraresi) decidieron el aislamiento de la Villa Azul, un barrio ubicado entre el límite de Don Bosco Y Wilde, debido a que confirmaron 53 casos positivos de COVID-19.

Este medida fue tomada luego de un operativo del programa DETECTAR, donde se relevaron más de 800 viviendas y 3100 vecinos, constatando 53 casos positivos de Coronavirus. Otros 50 casos quedaron en estudio.

Debido a esta situación, las comunas de Quilmes y de Avellaneda en conjunto con el Gobierno nacional y el provincial, decidieron conformar un Comité Operativo de Emergencia y continuar con los operativos durante el resto de la semana.

TE PUEDE INTERESAR LEERNoticias policiales

TE PUEDE INTERESAR LEERNoticias de Solano

TE PUEDE INTERESAR LEER → Diario San Francisco