Ocurrió durante la noche del domingo en la intersección de avenida ex Pasco (Tomás Flores) y calle 193.

Vecinos de la localidad de Bernal oeste, cansados de que la Municipalidad no se encargue de los basurales a cielo abierto que se encuentran en el partido de Quilmes, decidieron organizarse para juntar los residuos del barrio y arrojarlos en plena avenida Pasco, como modo de reclamo.

Los ciudadanos aseguran que desde hace tiempo realizan los reclamos correspondientes en la Municipalidad pero que nunca fueron escuchados por la comuna. Uno de los vecinos detalló, incluso, que a pesar de tener sus impuestos municipales al día, en cada reclamo le cobran una tarifa de $57, algo que llama mucho la atención teniendo en cuenta que es un deber de la gestión escuchar y solucionar los problemas de la gente.

Una vecina contó a Diario San Francisco que sobre calle 193 bis, pegado a uno de los paredones de la empresa de colectivos 247, existe este basural, donde carreros llegan desde distintos barrios y arrojan los residuos que recolectan cobrando una tarifa de $15, aprovechando que los camiones recolectores municipales pasan, a penas, una vez por semana.

Esto provoca que muchas veces, la calle esté totalmente llena de basura, por lo que los vecinos que llegan a sus viviendas en automóvil deben dar una vuelta manzana, además de que dicho basural provoca un olor nauseabundo que cubre al menos 4 cuadras.

Por todo esto, los vecinos decidieron organizarse y arrojar todos los residuos de la cuadra sobre avenida Pasco: “Si el Municipio sigue haciendo oídos sordos a los vecinos, la próxima juntamos todo y lo tiramos en la puerta del despacho del Intendente” detalló una ciudadana de Bernal oeste.