Tenía Covid-19, sufrió un infarto con graves complicaciones, fue operada y tras de 90 días de internación fue dada de alta

Policiales

Diario San Franciscohttps://www.diariosf.com/
Diario San Francisco: El sitio de noticias más leído del partido de Quilmes, informando a los vecinos desde la localidad de San Francisco Solano. Whatsapp → 11-6127-0837

La historia de María Inés es de resiliencia, superación y triunfo. Permaneció internada en el HEC ochenta y dos días en el Hospital El Cruce de Varela. Mientras cursaba el Covid-19, sufrió un infarto agudo de miocardio (IAM) y padeció una delas complicaciones mecánicas más temidas a la hora del infarto, unacomunicación interventricular. Para superar esta complicaciónextremadamente grave, fue operada del corazón y permaneció 58 díasintubada, hasta que pudo dejar la asistencia respiratoria mecánica. Sisumamos los 24 días previos a la cirugía que estuvo en respirador, fueron82 días en total que permaneció intubada. María Inés ya fue dada de alta yse reencontró con su familia.

“Las complicaciones más peligrosas de un infarto cardíaco, que revistenalta mortalidad, son las complicaciones mecánicas del infarto. Cuando seproduce la muerte del músculo del corazón en la pared que separa los dosventrículos ahí se establece lo que se llama una comunicaciónInterventricular (CIV). La CIV se presenta a los pocos días del infarto Estacomplicación sin cirugía tiene un 80 por ciento de mortalidad del pacientey con cirugía un 50 por ciento. En la actualidad es una patología pocofrecuente”, explicó el Dr. Marcelo Nahin cirujano cardiovascular que operóa la paciente.

María de 52 años es de Longchamps, el 23 de marzo sufrió un infartomientras cursaba el Covid-19, debido a las complicaciones y deterioro ensu salud debió ser intubada y fue derivada al hospital El Cruce.“La paciente llegó el 10 de abril al HEC intubada y en shock cardiogénicopor el agravamiento de su infarto con una comunicación interventricularpost infarto agudo de miocardio el infarto le rompió la pared que separalos dos ventrículos”, sostuvo el Dr. Nahin.

El 4 de mayo fue operada y superó satisfactoriamente una cirugía de cincohoras, donde se le colocó un parche protésico, para cerrar lacomunicación interventricular. Después de la operación venía otra granpelea, quizás más dura todavía, el post operatorio.

Así lo relató el Dr. Nahin, “cuando nuestra respiración depende 45 días deun aparato, los músculos respiratorios se atrofian ‘se pierde músculo’. El paciente no puede respirar por sí sólo. El destete del aparato derespiración mecánica, es lento y muy trabajoso, es la etapa de ‘ganarmúsculo’. Se la va dejando respirar sola pocas horas y luego sigue elrespirador, hasta que los músculos respiratorios vuelven a tener fuerza,para mover a los pulmones durante 24 horas”.

El trabajo del equipo de recuperación cardiovascular integrado porcardiólogos, enfermeros y kinesiólogos fue excelente y después deochenta y dos días intubada lograron que respire por sus propios medios.Durante este proceso María contó con el acompañamiento psicológico, elsoporte nutricional y los cuidados humanizados. María fue dada de alta ypudo reecontrarse con su familia.

More articles

Últimas noticias