0px;">Un hombre apodado “Cuqui” fue detenido por la Policía de la Provincia de Buenos Aires en el barrio denominado Villa Itatí, ubicada en la localidad de Bernal, partido de Quilmes.


Es acusado de ser el autor material del crimen de Manuel Pereira, un jubilado de nacionalidad española, quien fuera hallado sin vida, amordazado y esposado en su vivienda en la madrugada del último viernes. También detuvieron al cuñado del homicida por ser su cómplice.

Para esclarecer el hecho, el personal del Gabinete de Prevención de la comisaría segunda de Quilmes realizó un operativo que se inició a raíz de una inmediata investigación que incluyó la recolección de testimonios de familiares y allegados a la víctima, por lo cual se determinó que el acusado le hacía trabajos mecánicos al vehículo de la víctima de 83 años.

También se supo que “Cuqui”, de 27 años frecuentaba el inmueble de Manuel muy seguido y que no se sabía mayores datos suyos, salvo que se desplazaba en un Fiat Duna de color gris en mal estado y que éste había sustraído herramientas varias, un arma de fuego y dinero en efectivo de la casa del jubilado, quien a sabiendas se lo había contado a su familia.

En el marco de la investigación, los pesquisas lograron dar con un testigo quien había visto días atrás al delincuente por el barrio ofreciendo un arma de fuego y dos pares de esposas.

Por ello, continuaron con las tareas encubiertas, gracias a las que se estableció que “Cuqui” trabajaba como mecánico junto a su cuñado y que ambos se domiciliaban en la calle Misiones (pasillo) entre Falucho e Ituzaingó del barrio antes mencionado.

Mediante seguimiento y observación en el lugar, los efectivos pudieron avistar al homicida en la esquina de su vivienda a bordo de un Fiat Duna gris oscuro, y se lo detuvo rápidamente.

Luego, la Fiscalía interviniente ordenó tres allanamientos. En uno de los domicilios allanados , se secuestraron dos cajas con herramientas varias -propiedad del jubilado-, una notebook, un DVD, 7 teléfonos celulares, una base de televisor LED y dos llaves de esposas.

En ese momento, se pudo determinar que la vivienda era de propiedad del cuñado de “Cuqui”, razón por la que se lo detuvo inmediatamente por ser cómplice.

Con la secretaria de la Fiscalía, se comisionó personal a la Morgue de Ezpeleta, adonde llevaron las llaves de las esposas incautadas en los procedimientos, y en presencia de testigo las abrieron ya que la víctima aún las tenía colocadas.

Intervienen en la causa, caratulada como Robo en Concurso Real con Homicidio Criminis Causa (Esclarecido) y tres allanamientos en urgencia, la UFI N° 7 y el Juzgado de Garantías N° 2, ambos del Departamento Judicial de Quilmes.