Dos delincuentes se llevaron un botín de aproximadamente $300.000. Los propietarios señalan a uno de los empleados del lugar por el asalto.


El pasado viernes en horas de la noche, dos malvivientes ingresaron al Hotel Tabú, ubicado en Lucena 6820 (lo que comúnmente los vecinos conocen como Mosconi y Lynch) y se llevaron la suma de $300.000, como así también las pertenencias de algunos empleados.

En los últimos tres meses dicho albergue transitorio sufrió 3 robos, pero justo en el momento en el que los delincuentes ingresaban las cámaras de seguridad dejaban de funcionar, por lo que los propietarios comenzaron a pensar que quizás los malvivientes cometían los ilícitos con una ayuda interna.

Cerca de las 20 horas del pasado viernes, dos hampones ingresaron al lugar y se llevaron un suculento botín, por lo que revisaron las imágenes de la cámara de seguridad, descubriendo que todas habían sido apagadas, salvo una, que fue la que delató a los delincuentes.

Al observar los videos, los propietarios del lugar se llevaron una gran sorpresa: uno de los dos sospechosos era un empleado del hotel, que junto a un cómplice se llevó una recaudación estimada en $300.000.

Una vez identificado, la patronal despidió con justa causa al trabajador, pero éste niega ser el malviviente que se ve en el video, exigiendo que lo indemnicen, ya que asegura ser una víctima más del robo.

Otros empleados del hotel detallaron que reconocen perfectamente al sujeto, por lo que ahora la justicia será la encargada de esclarecer el caso.