Uber: la app que no deja de crecer en San Francisco Solano

La empresa internacional que proporciona a sus clientes una red de transporte privado, sigue sumando usuarios a pesar de la restricción que impuso la justicia de nuestro país.

Uber, la aplicación que te permite conseguir un auto de transporte (remis) desde tu celular, no para de crecer y sigue sumando usuarios y conductores en toda la zona sur del conurbano bonaerense.

La aplicación especialista en traslados, llegó a Argentina en abril de 2016 y a menos de 2 años funcionando, se estima que tiene alrededor de 200.000 conductores inscriptos que trasladan a casi 1.000.000 de usuarios activos.

A través de la aplicación Uber, una persona puede crearse una cuenta y solicitar un automóvil a un precio mucho menor que al que cobran remises y taxis, pero en el conurbano se destaca aún más debido a que los vehículos son prácticamente nuevos y seguros, ya que sólo aceptan rodados con 10 años de antigüedad.

A pesar de su gran crecimiento, para la Justicia Argentina, Uber es ilegal, ya que para trasladar pasajeros se necesitan distintas habilitaciones que los choferes no poseen, como el permiso de traslado de pasajeros, la licencia de conducir profesional y un seguro para personas transportadas, algo que la gran mayoría de la remiserías tampoco posee en la zona sur de Gran Buenos Aires.

Mapa que muestra la demanda de pedidos de autos para viajar

Hasta el mes de diciembre, la aplicación no era tan utilizada en municipios como Quilmes, Berazategui y Florencio Varela, pero desde entonces hasta ahora, se estima que al menos 100.000 vecinos se unieron a Uber.

Al pedir un vehículo, el usuario puede monitorear por donde viene el auto e incluso ver todas las estadística del chofer, que es puntuado en una escala de 1 a 5 estrellas.

Los más destacado que tiene Uber, es que los autos son prácticamente nuevos, a diferencia de las remiserías de la zona, que suelen tener vehículos de hasta 30 años de antigüedad, e incluso los precios son revolucionarios, ya que es mucho más económico: Un viaje en Remis de Quilmes a Solano cuesta entre $200 y $250, mientras que un Uber sale entre $120 y $160, dependiendo el horario y la demanda. Es decir, un auto nuevo, con aire acondicionado incluído, por mucho menos dinero.

Esta App fue una gran salida laboral para aquellas personas que tenían auto y comenzaron a quedar sin empleo con las nuevas políticas del actual gobierno, pero comienza a causar problemas a aquellos remiseros que se desempeñan en agencias con autos como Renault 19, Renault 9, Peugeot 306, etc.., que no pueden sumarse a la red Uber por la antigüedad del rodado.

Según datos de la misma empresa, un socio conductor puede ganar hasta $12.000 semanales trabajando más de $40 horas semanales en 6 días, es decir, un salario bruto de $48.000