Motín en las celdas de la comisaría cuarta de Solano

Momentos de tensión se están viviendo en estos momentos en la seccional policial de Solano por un grupo de carcelarios que está realizando una fuerte protesta para exigir diferentes beneficios. En el lugar se despliega un gran operativo.

En la noche de este miércoles se originó una especie de motín en las celdas de la comisaría cuarta de Solano, ubicada en la calle 845 entre 893 y 894. Los incidentes comenzaron cuando un grupo de reclusos que se encuentra en los calabozos inició un acto de rebeldía golpeando elementos y rompiendo rejas de las celdas para captar la atención de los guardias y así expresar sus reclamos.

Fuentes policiales informaron que algunos de los reos portaban cuchillos y objetos punzantes que facilitaron el acto de rebeldía, en el que llegaron a incendiar ropa y acolchados. También hicieron un hueco en la pared y estuvieron a punto de escapar, ya que los efectivos policiales no tenían órdenes de reprimir, sin embargo lograron calmarlos. Además, aparentemente, con sus celulares lograron comunicarse con sus familiares y amigos, un grupo de 60 personas, quienes llegaron rápidamente a la puerta de la seccional para apoyar el reclamo.

Al lugar se hizo presente la Fiscal de turno, quien detalló algunos de los pedidos que le reclamaron los convictos. Salir del calabozo y ser trasladados al penal, que les permitan visitas y que tengan mejores condiciones en las celdas, son las principales exigencias de los delincuentes.

Finalmente, la Fiscal, custodiada por efectivos policiales ante las posibles represalias de los familiares, les explicó que en contexto de pandemia es imposible permitir las visitas en las cárceles, pero se comprometió a acelerar los trámites para el traslado de los condenados al penal.