Momentos de tensión en el centro de San Francisco Solano

Momentos de mucha tensión se vivieron durante la mañana de este jueves en el centro de San Francisco Solano, más precisamente en calle 844 y 897, luego de una reunión que mantuvieron los puesteros que desempeñan sus tareas laborales sobre la vereda de dicha arteria principal.

Hace unos días, los manteros volvieron a la actividad con el apoyo del STVP (Sindicato de trabajadores de la vía pública), ya que hasta entonces había un control de la agencia de fiscalización del Municipio de Quilmes que no permitía la actividad por la situación de la pandemia.

Cansados de no poder generar dinero, los puesteros se organizaron y decidieron hacer frente a la decisión municipal, utilizando las veredas de la calle 844 para desplegar artículos para la venta.

A pesar de que la titular de la Agencia de fiscalización del Municipio de Quilmes, Alejandra Cordeiro, diera testimonio a Diario San Francisco que la actividad no estaba permitida por el contexto sanitario actual, los vendedores ambulantes aseguraron que personal municipal realizó una especie de censo con la idea de verificar que los ocupantes del espacio público tuvieran dirección en San Francisco Solano, entendiendo que existen muchos vendedores que llegan desde otras localidades, pidiendo que los espacios ocupados sean lo más reducidos posibles y con un protocolo que incluía la colocación de nylon para tapar los artículos de venta.

Hasta el momento, los puesteros aseguraron que no van a acatar la orden y que van a desempeñar la actividad entendiendo que tanto los locales como la feria de Solano se encuentran trabajando casi de manera normal más allá de que se mantiene el protocolo de atención.

TE PUEDE INTERESAR LEERNoticias policiales

TE PUEDE INTERESAR LEERNoticias de Solano

TE PUEDE INTERESAR LEER → Diario San Francisco