Mayra Mendoza recorrió el nuevo centro de aislamiento sanitario que se montó en el Polideportivo de la UNQ

Policiales

Diario San Franciscohttps://www.diariosf.com/
Diario San Francisco: El sitio de noticias más leído del partido de Quilmes, informando a los vecinos desde la localidad de San Francisco Solano. Whatsapp → 11-6127-0837

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, recorrió el nuevo centro de aislamiento sanitario que se montó en las instalaciones del Polideportivo de la Universidad Nacional de Quilmes, ubicado en las cercanías de la bajada de la autopista en Bernal, que comenzará a funcionar desde este lunes con una capacidad de 60 camas.

“Estuvimos en el polideportivo de la Universidad Nacional de Quilmes, donde funcionará nuevamente un Centro de Aislamiento Sanitario, en el marco de la segunda ola de contagios. Este espacio, que contará con 60 camas y con personal de salud, incrementará la atención sanitaria ante la creciente ocupación de camas y permitirá aliviar la atención hospitalaria, solo para casos que sean moderados”, aseguró Mayra, que estuvo acompañada por el jefe de Gabinete, Alejandro Gandulfo, y el secretario de Salud, doctor Jonatan Konfino.

La Jefa comunal remarcó: “En Quilmes la ocupación de camas es del 80 por ciento, un número que nos preocupa muchísimo y por eso que decidimos poner nuevamente en funcionamiento estos centros, como ya lo hicimos en la primera etapa de la pandemia. Ante este escenario tan difícil, la respuesta es seguir avanzando con el plan de vacunación, lograr que cada día sean más los vecinos y vecinas inmunizados, y reforzar las medidas de prevención”.

Por su parte, Konfino señaló que el nuevo centro extrahospitalario se abre con el objetivo de “incrementar el dispositivo de atención sanitaria en un escenario de creciente ocupación de camas” y detalló que está pensado para aquellos pacientes con coronavirus que tengan una buena evolución clínica, que ya no requieran la internación hospitalaria, pero que todavía no pueden tener el alta ni volver a sus casas porque siguen en el período de convalecencia y con posibilidad de contagio.

“La idea es que estas personas puedan finalizar su recuperación en este centro, que contará con enfermeras y médicos, y de esta manera también dejar las camas hospitalarias disponibles para aquellos cuadros de COVID-19 que sean moderados o severos”, completó el funcionario.

El centro cuenta además con 12 habitaciones, un área de cultura y niñez, una sala de proyección de películas, dos áreas para trabajadores de salud, cocina, 12 duchas y 8 cámaras de vigilancia.

More articles

Últimas noticias