Una jubilada de 63 años fue demorada en la comisaría tras haber ocasionado un fuerte cruce con trabajadores de una empresa proveedora de internet en ezpeleta. Los efectivos secuestraron dos revólveres calibre 22.

Una mujer había solicitado la conexión al servicio para su domicilio, ubicado en la calle Caracas y Av. Centenario. Pero tras llegar la cuadrilla, una vecina con aparentes problemas psiquiátricos habría salido furiosa de su casa e increpado a los empleados que se encontraban trabajando sobre el tendido de cables de fibra óptica.

Con el objetivo de que se vayan sin terminar la tarea, la jubilada les habría mostrado su revólver e insultado, logrando su cometido. Posteriormente, la mujer que había contratado el servicio, radicó la denuncia en la comisaría sexta. Fue así como el Gabinete Técnico Operativo allanó finalmente la vivienda de la acusada, mediante una orden judicial.

En la vivienda, la Policía secuestró dos revólveres calibre 22 con numerosas municiones. En el caso intervino la UFIJ Nº 7 del Departamento Judicial Quilmes, que imputó a la mujer mayor por “amenazas agravadas por empleo de arma de fuego”.