Volvía de trabajar y le tiraron con un adoquín en el pecho para robarle

Un hombre fue atacado cuando viajaba en su moto por el Acceso Sudeste, en Bernal. El cascote impactó en su corazón y está entre la vida y la muerte. 

Reynaldo «Tito» López, de 40 años, viajaba a su casa de Florencio Varela cuando a las 3.30 de la madrugada del jueves en la zona del Triángulo de Bernal, un grupo de delincuentes le tiró un adoquín a la altura del pecho para robarle.

Ese día, por casualidad, “Tito” decidió tomar otro camino para volver a su casa del trabajo y quedó ante los delincuentes, que lo agredieron con el fin de robarle. Una pareja lo encontró agonizando sobre el asfalto y le salvó la vida. «Siempre venía por Mitre, por la autopista, y se le dio por venir por el Acceso (Sudeste), como nunca», contó Alan, su hijo de 20 años, en diálogo con C5N.

La pareja, que se desconoce su identidad, lo ayudó y trasladó en su camioneta a un centro de salud. «Le estalló el corazón», dijo Angel Gabriel López, hermano de la víctima. «Los médicos nos dijeron que está vivo de milagro, en estado crítico, peleando por su vida y nosotros peleando porque no sea uno más. Necesitamos seguridad. Esto pasa seguido, a muchas personas le pasó lo mismo», señaló Angel.

La familia pide testigos para identificar a el o los agresores que intentaron matar al trabajador que, a pesar de estar herido, consiguió correr unos metros antes de desvanecerse tras la agresión. La causa quedó en manos de la fiscal Curra Zamaniego, de la UFI 6 de Quilmes.