Vecinos encontraron el cuerpo sin vida de un recién nacido en la intersección de calles 822, entre 897 y 898, justo al borde del arroyo San Francisco, en la localidad de Solano.

Fuentes policiales informaron que el suceso tuvo lugar pasadas las 13 horas de este miércoles, momento en el que un vecino notificó al 911 del hallazgo.

Testigos del hecho detallaron que el recién nacido estaba sin vida y que todavía tenía el cordón y la placenta, lo que indica que el nacimiento del neonato ocurrió en las últimas horas.

Personal del Same llegó rápidamente al lugar y constataron que el pequeño se encontraba sin vida, por lo que solicitaron la presencia de la policía científica para retirar el cuerpo del lugar.

Hasta el momento se desconoce la identidad de los progenitores, pero la policía se encuentra analizando las cámaras de seguridad de la zona con el fin de encontrar a los sospechosos de cometer este terrible hecho.

El bebé fue cubierto por una manta y abandonado en la intersección de calles 822 y 897

AMPLIAREMOS