Murió un joven brutalmente golpeado en fiesta clandestina

Se trata de un joven de 23 años que permanecía internado con un severo traumatismo de cráneo y una hemorragia interna tras recibir una brutal paliza el 3 de enero pasado en una fiesta clandestina donde habían jóvenes quilmeños.

Gonzalo Gabriel Rivadero, el joven de 23 años que había sido golpeado al finalizar una fiesta clandestina, falleció a raíz de las graves heridas que había sufrido. El hecho, que cronica.com.ar difundió, ocurrió en la localidad bonaerense de Hudson, y los efectivos policiales detuvieron este lunes al autor del asesinato.

Los voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron que la víctima falleció el sábado en el Hospital El Cruce Doctor Néstor Kirchner, en Florencio Varela, donde estaba internado con un severo traumatismo de cráneo y una hemorragia interna.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los servidores públicos de la comisaría de Guillermo Hudson (4ª de Berazategui) concretaron un operativo y detuvieron al autor del crimen, de 21 años, en las calles céntricas.

Trascendió que Rivadero había sido atacado a golpes en la madrugada del 3 de enero pasado, a la salida de una fiesta clandestina que se efectuó en el cruce de 64 y 157, en un gran predio aledaño a la Autopista Buenos Aires – La Plata

Autoridades de la Estación de Policía de Berazategui se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada «Homicidio», el doctor Daniel Ernesto Ichazo, fiscal de la Unidad Funcional N° 1, y el magistrado Gustavo Alejandro Mora, titular del Juzgado de Garantías N° 7, ambos de Berazategui y pertenecientes a los tribunales quilmeños.

Fuente: Crónica