En el marco de las inspecciones ordenadas por el intendente Andrés Watson a los comercios y supermercados para controlar las prácticas abusivas durante la crisis sanitaria, durante la jornada de hoy se clausuró un autoservicio ubicado en la Avenida Hudson N° 777 por falta de higiene y falta de libretas sanitarias en los empleados.

El operativo encabezado por inspectores de la Subsecretaria de Inspección General y de la Dirección de Defensa del Consumidor, incluyó la inspección de otros 5 autoservicios de la Avenida Perón y Hudson.