Escándalo en el colegio Manuel Estrada de Solano

0
8

Padres de alumnos se autoconvocaron en la institución para realizar reclamos por aumento de la cuota escolar. “Nos cobran como si estuviésemos en un High school y la realidad es que el colegio se cae a pedazos”.

Poco antes del mediodía de este miércoles, gran cantidad de padres se autoconvocaron en la puerta del Instituto José Manuel Estrada, ubicado en calle 892 N° 4051, para reclamar ante las autoridades por el estado edilicio del colegio y por el nuevo incremento de la cuota escolar.

Según detallaron los padres, durante los meses de Marzo y Abril, abonaron un tributo de $3.085 por mes y como el gobierno provincial autorizó un incremento de un 14% promedio, la administración del instituto solanense pretende que los padres paguen un total de $4.300, exigiendo una liquidación retroactiva por los periodos anteriores.

Eso no es todo. Además del valor de la cuota, los padres detallan que el estado edilicio de la escuela es deplorable, ya que no cierran algunas puertas, faltan vidrios en ventanas de los salones y hasta deben llevar papel higiénico en sus bolsillos debido a que los auxiliares no reponen los elementos básicos.

Por todos estos inconvenientes, los padres decidieron realizar un abrazo simbólico este miércoles y solicitaron la presencia de las autoridades, logrando que 5 representantes pudieran ingresar al establecimiento para dialogar con Quintín Arce, Director general del instituto, pero la reunión debió ser suspendida ya que las partes no lograron un acuerdo.

“Quintín es un irrespetuoso. Exigí lo que corresponde porque yo pago un servicio y quiero que cumplan y me respondió <Si no te gusta el colegio, lleva a tu hijo a otro lugar>. Es una verdadera vergüenza que la autoridad máxima responda así a una contribuyente que tiene todo al día” dijo una de las mamás que participó de la reunión.

Al no haber acuerdo entre las partes, los padres aseguraron que mañana volverán a realizar un abrazo simbólico hasta que la institución brinde una respuesta a los reclamos.