El pequeño quedó en manos del Estado hasta que se decida su futuro.

Fue el pasado jueves cuando un menor apareció en los Tribunales de la localidad de San Juan en Argentina junto a su madre, quien quiso entregarlo en adopción porque ya no quería hacerse cargo de él.

Según publica TN, la joven de 22 años argumentó su decisión asegurando que no podía mantenerlo y porque su mamá la obligó a tenerlo pese a su negativa. De hecho, esperó hasta que la abuela del niño se fuera a trabajar para poder recurrir a la justicia.

Un día después, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia logró corroborar que no fue por problemas económicos que la mujer tomó esta decisión.

El menor quedó bajo la custodia del Estado mientras se decide su futuro. Durante el proceso, sus familiares no tendrán problemas en visitarlo.