viernes, enero 19, 2018
11-6127-0837 diariodsf@gmail.com
Sociedad

Crisis en Eitar: pagan en cuotas y dejaron de abonar el premio de asistencia

Los trabajadores viven una gran incertidumbre debido a la situación que se vive en la actualidad. “Nos pagan en cuotas fuera de término. Siguen abusando de nosotros” indicaron los trabajadores.

Eitar, una de las industrias más importantes de la zona oeste de Quilmes que se dedica a la fabricación de válvulas, atraviesa un momento difícil debido a la apertura de las importaciones, tal como lo destacan representantes de la firma.

Según relataron los propios empleados de la empresa, que se encuentra en calle 189 n° 950, a pocos metro de la avenida Pasco, durante el mes de noviembre, la patronal pagó el sueldo de los más de 400 empleados en tres cuotas, mientras que para el mes actual, diciembre, sólo abonó el 50% de la remuneración.

Esto no es todo, los delegados señalaron que la firma no abonó el premio de asistencia, que rondaría en $2.000 aproximadamente, y según los trabajadores, la patronal asegura que no lo pagará más debido a la crisis que atraviesa el sector, por lo que el poder adquisitivo de los empleados se vio claramente perjudicado por las políticas económicas del actual gobierno nacional.

Además, la empresa intenta forzar al retiro voluntario a unos 40 trabajadores, a los que les ofrecen una indemnización del 70%, a pagar en “cómodas” cuotas.

“La quincena pasada nos pagaron el sueldo en 3 cuotas y no abonaron el premio mensual, que serían aproximadamente $2.000. Ahora, sólo nos dieron el 50% de la primera quincena de diciembre y no saben cuándo pagarán el resto. Por toda esta situación, presentamos una denuncia en el ministerio de trabajo pero es lo mismo que nada, ya que el actual Gobierno Nacional avala la precarización del sector laboral” detalló uno de los delegados de Eitar en diálogo con Diario San Francisco.

“A casI 40 compañeros intentan forzarlos con el retiro voluntario, pagando sólo el 70% de la indemnización y a pagar en miserables cuotas” amplió el gremialista.