Joven denuncia abuso por parte de ginecólogo de la zona: El doctor hizo su descargo y desmiente las acusaciones

Una joven de 21 años denunció policialmente a un médico ginecológico de la zona tras realizarse un exámen en el consultorio Conasistir (Grupo Libertador Salud), ubicado en avenida Donato 1430, entre Sánchez y Canale, partido de Almirante Brown.

Según consta en dicha denuncia, Florencia Figueroa se atendió en el complejo sanitario por recomendación de una amiga el pasado 30 de abril y al volver a su hogar relató a sus padres una situación que le resultó extraña, por lo que la familia tomó la decisión de acompañarla a realizar una exposición en la comisaría.

La joven dió testimonio de que el Doctor Simon la recibió y solicitó que se sacara toda la ropa, llevando a cabo un tacto en su zona vaginal y anal sin protección en las manos. Tal como figura en la denuncia policial, la paciente detalla que jamás la habían tocado en una primera consulta y que en varias ocasiones le habrían ofrecido una especie de tela protectora para no quedar totalmente desnuda ante el profesional, cosa que no sucedió en este caso, por lo que le resultó extraña la situación.

Al finalizar la consulta, el doctor le pidió que se vistiera y le otorgó un certificado con membrete para que se realizara dos estudios.

El padre de Florencia contó que su hija llegó a su hogar llorando por la situación, por lo que decidieron acompañarla a la comisaría y radicar la denuncia correspondiente del hecho.

“Me presente en el consultorio para realizar una consulta por una verruga en la zona genital. Le conté la situación al doctor, pensando que me iba a mandar a hacer estudios y así poder saber mi diagnostico, pero me mando al baño a descambiarme para ser revisada. Tuve que ir del baño a la camilla desnuda de la cintura para abajo, sin ningún tipo de tela protectora. Este empezó a revisarme sin ponerse ningún tipo de protección en sus manos, primero con las piernas abiertas me reviso la zona de la vulva y luego hizo que llevara mis rodillas hacia mi pecho donde me toca el ano, siendo que solo esto era una consulta por una verruga. Al terminar hizo que vaya devuelta al baño y me cambiara. Luego de todo esto me hizo una receta para que me haga un pap y colpo, y control de hpv, en una próxima visita” detalló la joven.

En diálogo con Diario San Francisco, el doctor Fabio R. Simón, profesional que estuvo a cargo de esa consulta, desmintió que se haya tratado de una atención fuera de lugar y que no se encuentre en el marco de lo establecido por su profesión.

“No voy a dar detalles exactos del historial clínico completo de la mujer porque debemos mantener el secreto médico de nuestros pacientes, pero la consulta de la joven requería un contacto, el cual fue con todas las medidas de prevención (Utilización de guantes), ya que se podría tratar de una posible infección contagiosa. Ningún médico ginecológico haría un tacto sin prevención teniendo en cuenta que uno puede correr riesgos de contagio” detalló el doctor

“Llevo 25 años trabajando en ginecología. Jamás he tenido un inconveniente, denuncia o reclamo por la atención que brindo a mis pacientes, es por eso que me resulta raro el accionar de la joven. Cualquier médico que la hubiese atendido, habría realizado el mismo accionar ya que es lo requerido por la consulta que venía a realizarse” amplió.

“No vino simplemente por una consulta. Vino porque tenía verrugas que podrían ser presuntivas de HPV. Un médico debe revisar la zona para ver el estado de esas verrugas y en base a eso realizar un diagnóstico. Se observó con colonoscopio la región peri anal y vulvuvaginal. No fue una consulta común. Llegó al consultorio con un problema específico que puede terminar en cáncer en el cuello del útero. La infección por HPV es súper contagiosa, incluso en el hombre. Puede provocar verrugas en vulva, vagina, cuello uterino, recto, ano, pene o escroto. El diagnóstico es aclarado en el pedido de Pap y colpo y un control HPV” dijo además.

Lorena Bustos, Presidenta de la asociación civil del consultorio médico:
“Desde la institución no somos ajenos a los abusos sufridos durante años por violencia de género. Yo misma a los 6 años fui abusada. Dicho acontecimiento me arruino la infancia y la adolescencia Siempre nos unímos y participamos de forma activa en las causas para seguir ganando derechos vulnerados, menoscabados y corrompidos. Pero siempre utilizando las vías legales correspondientes. 

Esto que sucede me parece una violación al derecho de la imagen, ya que no hay un procedimiento correspondiente para determinar si hay o no un delito. Aca se debate un supuesto acoso, pero también la integridad de un profesional que tiene más de 25 años de ejercicio en la profesión SIN UNA SOLA DENUNCIA POR NINGÚN MOTIVO. Un profesional que trabaja con cientos de  mamás, ayudando y  acompañando las a en tan hermosa experiencia como es la de traer un hijo al mundo. NOSOTROS NOS RESERVAMOS LA FACULTAD DE JUZGAR. LA MISMA LA DEJAMOS A CARGO DEL ÓRGANO COMPETENTE. Pero sí sabemos con qué calidad de profesionales trabajamos.

Hace varios años además de acercar la salud a las personas que lo necesitan, controlamos cada detalle para asegurar una atención diferente, de contención y de solución a las diferentes problemáticas con las que nos enfrentamos todos los días, dispuestos a resolverlo con un gran cariño ya que el respeto por cada uno de nuestros pacientes es la base fundamental de nuestro ejercicio.

TE PUEDE INTERESAR LEERNoticias policiales

TE PUEDE INTERESAR LEERNoticias de Solano

TE PUEDE INTERESAR LEER →Diario San Francisco