Los niños luego de las vacaciones debían regresar al colegio esta mañana. Sin embargo no pudieron tener su primer día de clases por la mala situación que atraviesa la escuela. Los directivos suspendieron las clases hasta nuevo aviso y aseguraron que el establecimiento «no está en condiciones para albergar la cantidad de alumnos que tiene».

Entusiasmo por parte de los chicos, enojo e indignación por parte de los padres. La ilusión de empezar a tiempo las clases se rompió esta mañana cuando los directivos de la escuela 32 de Solano, ubicada en calle 844 al 2200, dieron el aviso de que las clases fueron suspendidas por la mugre que hay, sumado a las ratas y cucarachas que abundan en las aulas.

Desde el colegio aseguran que los mismos profesores y directivos deben limpiar las aulas y oficinas porque no reciben ayuda extra. «Yo misma tuve que baldear la dirección, era una mugre, saqué con una tijera un montículo de grasa que no viene de un día» aseguró la directora de la institución. «No nos vamos a arriesgar a que el chico termine con infección urinaria o algún otro virus porque después los responsables somos nosotros» agregó.

La inspectora junto con el jefe distrital y regional se reunieron y decidieron que la escuela no está en las condiciones necesarias, según detalló la inspectora. «No hay cloacas, el baño rebalsa, hay ratas, cucarachas y nos tapa la mugre» lamentan desde la institución.

https://www.facebook.com/virginia.orue/videos/2809174242534440/

Las clases no comenzarán hasta nuevo aviso, y los padres de los jóvenes analizan convocar a una movilización para exigir una solución.