sábado, diciembre 16, 2017
11-6127-0837 diariodsf@gmail.com
AvellanedaPoliciales

Asesinaron a un policía en una entradera

Ocurrió en Wilde. Carlos Eduardo Roldán, agente de la Policía de la Ciudad, fue ultimado en su domicilio


Un agente de la División Operaciones Urbanas de Contención de Actividades Deportivas de la Policía de la Ciudad fue asesinado por dos delincuentes que lo abordaron mientras llegaba en un Citroën C4 a su casa en la localidad de Wilde, en el partido bonaerense de Avellaneda.

Segúndetalló el portal Infobae, el hecho ocurrió anoche, cerca de las 20, cuando el suboficial mayor Carlos Eduardo Roldán (58) entraba a su domicilio de la calle Salcedo al 1000. Los dos delincuentes lo atacaron y lo obligaron a ingresar a su hogar, donde se encontraba su familia.

Una vez adentro, se produjo un tiroteo entre los ladrones y el oficial, quien recibió un tiro en el pecho y fue trasladado a la Unidad de Pronta Atención de Wilde, donde murió. En el enfrentamiento uno de los asaltantes cayó muerto en un dormitorio, mientras que otro terminó con un disparo y huyó junto a un cómplice que esperaba en la puerta.

Más tarde ingresó al Hospital Evita de Lanús un joven de 20 años que había recibido un balazo y que también falleció. Al momento de ingresar el joven dijo que había sido víctima de un robo, pero después se determinó en base al relato de testigos que había sido uno de los delincuentes que asaltó a Roldán.

Un testigo y amigo de la víctima dijo que los ladrones llegaron al lugar en un Citröen Picasso. “Es normal lo de los robos acá. Entre ocho y diez tiros escuché”, dijo el testigo. “Acá hay que andar con calzoncillos de lata”, expresó el hombre para ilustrar el problema de inseguridad que atraviesa el barrio.

Pasadas las 22, la mujer del ladrón abatido llegó al lugar del incidente y fue atacada por los vecinos del lugar que protestaban por el asesinato del policía. Tuvo que intervenir la Policía para evitar un linchamiento. Uno de ellos, señaló a la prensa que “hace dos meses la zona empezó a tener muchos asaltos” y reclamó “más seguridad”. El amigo de la víctima dijo, además, que el suboficial tenía planeado retirarse de la fuerza a fin de año.

Con Roldán, ya es el tercer agente que es asesinado este año en un caso de inseguridad en Wilde. El 2 de marzo, el cabo primero de la Policía de la Ciudad José Román Acosta (42) recibió dos balazos al ser asaltado cuando llegaba a su casa en su camioneta. Cuatro días antes, el policía retirado de la Bonaerense Ramón Lencina (60) fue acribillado a tiros durante un robo al restaurante donde trabajaba como vigilador.

Seguínos en Instagram